Reiki es una palabra que siempre llama la atención cuando se escucha por primera vez conceptos cómo: Energía, canalización, iniciación, Técnica energética…  son nuevos en ese momento. Pero si profundizamos un poco en Reiki, nos llega el Reiki a Distancia, despertándonos aún más la atención, Tal vez tengamos la idea de que vamos a hacer alguna sesión por medio de alguno de los múltiples sistemas tecnológicos de los que disponemos actualmente. Skyoe, Zoom…   El Reiki a distancia va mucho más allá de todo esto.

El Reiki a distancia es una manera de realizar Reiki de forma no presencial. Tanto el que lo aplica, cómo el que lo recibe no tienen que estar presentes. El reikidoka o el que trabaja con Reiki cuenta con una técnica que le permite entrar en contacto energéticamente con la persona que quiere recibir.

Esta técnica de Reiki es ideal si no podemos asistir a una sesión presencial por determinados motivos, entre ellos los momentos tan difíciles que estamos viviendo actualmente, donde la pandemia nos limita el contacto físico. 

No estamos hablando ni de magia ni de ningún tipo de truco de ilusionismo… la energía no conoce del espacio ni del tiempo y si aún duda de esto… tal vez estés leyendo este artículo desde tu móvil o desde un ordenador con conexión wifi, si te das cuenta, la conexión es a distancia.

El Reiki a distancia tiene mucho que aportar, a pesar de su desconocimiento.

Sus beneficios son incuestionables y deja asombrado tanto al que manda como al que recibe.