Los orientales lo denominan MAHAMUDRA o estado de no mente. Es la forma más elevada de meditación, cuando alcanzamos el estado de no pensar.

En este estado, una persona esta en una actitud de alerta, es consciente de lo que acontece a su alrededor, permitiendo hacer cualquier acción sin que la mente intervenga en ningún momento. Resultado, máxima eficiencia, mínimo gasto energético.

Es difícil de entender,, es como cuando algo se nos cae al suelo y en un gesto reflejo lo cogemos y evitamos que se rompa al caer o cuando estanos metidos en el agua, sin respirar y sentimos la necesidad imperiosa de coger aire porque sino sencillamente, nos morimos, no pensamos, sólo actuamos.