El masaje, es tan antiguo como el ser humano, tal vez nació como un instinto, ese instinto

que  nos lleva a frotarnos con las manos, cuando recibimos un golpe; sintiendo al instante una sensación de calor y una disminución del dolor . 

El masaje esta íntimamente unido al tacto, es una terapia directa y  personal, donde hay una estrecha relación entre el terapeuta y el paciente. Un contacto piel a piel que hace de esta terapia, un arte.

Los efectos beneficios del masaje son realmente milagrosos, potencian la capacidad del cuerpo a regenerarse, repararse y permite un fluir de energías y sentimientos. Actuando desde las piel al sentimiento más oculto de nuestro ser.

El masaje holístico, es  una terapia que actúa en todo el ser humano: cuerpo, mente y espíritu. Proporciona armonía, equilibrio, salud y bienestar.