Un viaje íntimo

Un cuerpo desnudo tumbado encima de la camilla, un cuerpo bello, como no podía ser de otra forma… una toalla apenas tapaba la parte más íntima… todo estaba preparado…

Las manos empezaron a recorrer con firmeza y delicadeza la piel empapada en un aceite perfumado, pintando los valles y colinas de la geografía humana de un dorado otoñal.

Empezaba un viaje, las manos acariciaban con seguridad, cada rincón de tan basto territorio, tal ve pequeño, tan pequeño como una mujer en la inmensidad del océano de un mar de emociones y sensaciones, llegando a lugares donde nunca antes estuvo y tal vez vuelva a estar.

Un masaje que te hace viajar desde tu piel hasta la infinidad de tu alma.

De las manos al alma.

¿Quieres viajar conmigo?

El ¨Don¨ del Masaje

   *Es como si el tiempo se detuviera durante un    instante,  no veo nada, sólo siento.*

Con esta frase de la película de el Médico, el protagonista explicaba una especial sensibilidad al tocar a un enfermo, y percibir si iba o no a sobrevivir a cierta dolencia.Unos lo llaman corazonada, otros palpito, intuición… o como dicen en flamenco ¨El Duende´. No sé si será innata o adquirida con la experiencia, pero a veces me ha pasado, y hablando y compartiendo distintas experiencias con otros compañeros y amigos de profesión no soy el único.Es un tema del que poco he hablado, pero hoy quiero compartir contigo. Son muchos años y muchas personas que han pasado por mi camilla, con dolores, inquietudes, preocupaciones,
muchos cuerpos que con mi tacto me han enseñado, me han ¨hablado´ y gracias a ello he podido dar más de lo que nunca imagine, otras veces la impotencia de no poder ayudar me han hecho dudar e incluso me han creado cierta frustración.

Cuando mis manos tocan a alguien se crea un vínculo muy especial, sinceramente sin saber el porqué, a veces la comunicación es perfecta, otras no hay conexión, haciendo el trabajo más duro y a veces menos efectivo del que quisiera. Gracias a ese pálpito… he llegado a conocer y entender el cuerpo de una manera íntegra y plena, leyendo en él la esencia de la persona, de donde surge lo más grande de nosotros mismos.

Masaje Reiki

A través de este blog y a lo largo de varios años he ido transmitiendo la esencia del arte del masaje, sus efectos beneficios indiscutibles que producen nuestro ser a todos los niveles, hoy os presento el masaje reiki.
        El masaje reiki es una fusión, de ambas artes, aunque realmente no es nada nuevo. Reiki es de origen japonés, y es un conjunto de técnicas que tiene como objetivo canalizar energía que los japoneses denominan KI.

          Ki se canaliza, a través de las manos (una de las tantas formas de aplicar energía).

        Reiki y masaje es una excelente combinación, si el masajista esta formado y practica reiki esta transmitiendo a parte de las innumerables técnicas y masajes algo más, energía que va a equilibrar espiritualmente y energéticamente una persona de forma integral, holística es decir actúa en todo su ser: cuerpo, mente, emociones y espíritu.        Oshite (digitopresión), Uchite (palmeo) y Nadete (fricciones), son algunas de las técnicas físicas que se aplican en reiki japonés.     Reiki japonés es todo un mundo que necesita su propio blog, aunque en posteriores entradas iré ampliando este fabuloso arte llamado REIKI.     

Más Allá de las manos

Toda masajista, por su profesión y vocación, se dedica a mejorar la calidad de vida de las personas que pasan por sus manos, se da cuenta sin querer,  de que su trabajo, en la mayoría de ocasiones, va más allá de sus manos.Nuestro trabajo, (visto muchas veces  por  ignorancia, como algo superficial, y exclusivo de unos pocos), nos transforma de una forma fortuita y natural  en confidentes, amigos,  en terapeutas del alma, nuestros clientes nos van poco a poco abriendo sus corazones, cada vez que se tumban en nuestra camilla de masaje.Desde los 22 años me dedique a dar masajes…sin dejar de estudiar y mejorando día tras día, curso tras curso… quiromasaje, deportivo, sensitivo, metamórfico, reflexología podal, naturopatía, tailandés, kobido…

Muchas veces, después de cada  masaje, un pálpito o tal vez, una inquietud me invadía, una sensación de “falta algo”, buscando cada vez más esa parte sutil y energética de la que un día ya lejano dude y de que ahora es el centro de mi trabajo y dedicación, creciendo como persona a parte de cómo profesional…Todo para  descubrir  que mis manos seguían su propia intuición, llegando a crear su propia  dinámica sanadora a todos los niveles del ser, de forma holística y a veces impresionante, haciendo desaparecer bloqueos energéticos, causantes de mil y un males de hoy.Es MARAVILLOSO sentir esta sensación que     va más allá de las manos.

Masaje Otoñal

El otoño es una estación fabulosa, donde los paisajes se tiñen de oro y el calor del verano deja paso a una temperatura más fresca y no por ello menos agradable, es una temporada de cambios en nuestro organismo, la luz clara del verano da paso a la luz tenue y de recogimiento del otoño.

El masaje otoñal nos prepara para el invierno, menos actividad física, menos movimiento, menos calor, más dolor articular, rigidez…

El masaje te prepara para combatir las desagradables enfermedades propias del otoño, como el resfriado y la gripe, que comienza a aparecer en esta época. Se ha descubierto recientemente que el masaje puede ayudar a aumentar la actividad de los glóbulos blancos, con lo que el resultado es un sistema inmune más fuerte que puede defenderse de la enfermedad de manera más efectiva.

Los cambios horarios y el descenso de la luz natural, nos provoca desarreglos en nuestro hábito del sueño, el masaje produce una relajación y nos induce a un sueño profundo y reparador.

Otra faceta increíble del masaje es el alivio del dolor de artritis estacional, la artritis y artrosis en definitiva el reuma y  las temperaturas del otoño son una mala combinación y aquí, el masaje tiene mucho que decir, Un masaje puede ayudarte a mitigar tu dolor y ayudarte a pasar las temporadas más frías con menos problemas. 

El masaje otoñal además produce calor interno, ideal para combatir el frío, nutre nuestra piel que se ve privada de los beneficios del calor natural y de la luz del sol, nos activa, nos reconforta, nos produce ganas y motivación para esos días tan grises y tan otoñales…

Un masaje otoñal…

El Valor de Un Masaje

               Vivimos sin lugar a dudas, una época difícil, de cambios profundos y una crisis muy dura y complicada para muchos de nosotros. Unos días donde personas que atiendo y doy masajes me comentan sus inquietudes y anhelos, miedos e inseguridades, y también sus sueños y proyectos.
              Entre frotaciones y estiramientos, siempre aparece el mismo comentario ¨¿realmente pagamos el precio de las cosas lo que realmente valen?  …. Y esto me llevo a la siguiente reflexión.  ¿Qué precio tiene un masaje? ¿Cuánto vale un masaje?. Tal vez no sea objetivo cuando hablo de masajes… si hablamos de precios, el mercado es muy amplio, he visto tarifas de todo tipo. El valor del masaje, es su naturalidad, su sencillez, un arte que nos da salud, nos ayuda a preservarla y en muchas ocasiones recuperarla.

           Veo y oigo día a día cuestiones o frases típicas como ¨fulanito va al masajista ¡qué lujo!¨  o ¨es muy caro y no puedo pagarlo¨, en muchas ocasiones no damos valor, tal vez mala información o tal vez creemos que no vale lo que cuesta.

        La salud no tiene precio y si mucho valor, a veces gestionamos mal nuestro tiempo y dinero, creyendo que ahorramos y gastando en cosas que no valen su precio, y otras veces no vemos el valor de las cosas por su precio.
      ¿Qué son 20 o 30 o tal vez 40 euros por un hora de placer, reencuentro con nuestro cuerpo, dándole frescor, descanso y bienestar… armonía, equilibrio y vitalidad, aliviar dolores y tensiones que a veces nos cambian hasta el carácter …. ?                    Tantas cosas por tan poco….

  Jesús Sánchez Jiménez

                                  Casarrubios del Monte  -Toledo-
                                         Teléfono   630 03 66 30

Masaje y Embarazo

  El embarazo, es un estado especial y único en la vida de una mujer, unos meses donde siente cambios importantes en su cuerpo y en su estado anímico. Muchos síntomas, dolencias y patologías, están más latentes que nunca.

       Es un tiempo, para muchas mujeres cansado, donde aparecen constantemente sensaciones, pensamientos y emociones muy cambiantes y perturbadoras… miedo, responsabilidad, ansiedad, estrés, irritabilidad… por solo citar algunas. Esto desemboca muchas veces, en depresión, intranquilidad y decaimiento, el cuerpo no ayuda mucho al tener un gasto adicional de nutrientes, destinados al futuro bebe que se esta gestando.     Este proceso, lleva a la embaraza a un cambio de hábitos de vida, una reestructuración de su día a día, una adaptación no siempre entendida por la gente que la rodea y la sociedad en la que vivimos, y pocas veces adecuada para su estado.     Una dieta saludable y equilibrada, descanso, un ejercicio moderado (paseos, natación)…   Es lo más indicado, para llevar de una manera positiva y natural su estado tan maravilloso y excepcional.    El masaje y diversas técnicas manuales tiene mucho que decir en un estado tan delicado, el masaje debe ser suave, intenso y adecuado a la situación que estamos tratando, un cuidado especial para la zona lumbar, piernas, pies y cara. Podemos con ello relajar, aliviar el estrés favorecer la circulación, eliminación de toxinas, inducir al sueño. Aumentar su autoestima, seguridad y proporcionar una tranquilidad muy profunda, que vamos a transmitir al feto, favorecemos así un crecimiento vigoroso del mismo.       Buscaremos la terapia manual que mejor se adapte a cada caso, masaje sensitivo, reflexologia, masaje metamórfico entre otras, pueden estar perfectamente indicadas. Tener especial sensibilidad y estar muy atentos a reacciones y emociones de la masajeada, para adaptarnos  a su necesidad.      Una técnica natural, humana y muy agradable, hace de tu embarazo un tiempo especial, para disfrutar y para vivir.

LAS MANOS DEL MASAJISTA

Hoy os presento un poema dedicado a las manos.
Como dijo Da Vinci  ¨La mano es la herramienta de las herramientas¨ Dice así:

Hay manos que sienten, hay manos que
avanzan seguras y firmes, calmando el dolor
ajustando un hueso, relajando un músculo,
dejando flexible la articulación.
Hay manos que vibran, serenas y fuertes
con un magnetismo de suave temblor
sanando un tejido, despertando un nervio
vendando un esguince, frotando un tendón…
con la maestría del que tiene un don;
hacer llevaderos -por rudos que sean-
espasmo y angustia, insomnio y tensión.
Manos que adivinan en donde nos duele
y saben tocarnos con gracia y unción;
aqui se detienen, alla se prodigan,
con ritmo sedante cual una oración.
Desprenden efluvios de luz bienhechora
y dejan sus huellas mensajes de amor…
y acuñan e irradian el arte de Hipócrates,
la luz de avicenta, la magia del sol
!Si alguno descubre las manos que digo,
¡Bendigalos siempre con honda ilusión!
porque transfiguran nuestra carne herida,
¡y curan, a veces, hasta el corazón!

Rogelio Garrido Montaña

Masaje Consciente

La esencia del masaje, la esencia del tacto. Es un regalo, un presente compartió entre dar y recibir, entre masajista y masajeado. A través del TACTO,  aportamos salud, bienestar, flexibilidad, sensualidad…El cuerpo mejora, renace para afrontar las necesidades del día a día, recibiendo energía, y regalando una nueva visión, una nueva apertura de conciencia.

Es un toqué consciente, cuando prestamos plena atención en la respiración, ritmo cardiaco, tono muscular, reacciones del masajeado… para adaptar nuestros conocimientos, sensibilidad e intuición a sus sensaciones, desde un punto neutral, sin complejos ni miedos, para que todo fluya de una manera natural, no podía ser de otra manera, pasando de hacer terapia a algo mágico donde cualquier sanación es posible…
Es como hacer el amor sin sexo… manos, piel y consciencia. Un triangulo amoroso y fascinante,

Follow by Email
YouTube
Instagram